Vivir de manera positiva con el VIH y el sida

Cómo afrontar la infección por el VIH confirmada

Descubrir que se tiene la infección por el VIH cambiará su vida radicalmente. Puede experimentar una gran variedad de emociones, como miedo, pérdida, duelo, depresión, negación, rabia y ansiedad. No importa cuánto le tranquilice el médico y sus seres queridos y cuán eficaces son o llegarán a ser los tratamientos; aun cuando de momento sea mínimo el efecto físico de la infección o aun cuando se esté preparado intelectual y emocionalmente, la necesidad de apoyo será notable.

Los problemas psicológicos afrontados por la mayoría de las personas con la infección por el VIH giran en torno a la incertidumbre. Las expectativas y esperanzas futuras, las relaciones y la carrera profesional necesitarán algún reajuste con el propósito de afrontar el VIH y llevar una vida feliz y productiva.

El efecto en su salud

Probablemente los efectos en su salud dependerán de la etapa en que se encuentre la infección cuando se descubra que es VIH-positivo, del apoyo psicológico disponible y del acceso a una asistencia sanitaria de calidad. Poco después de infectarse, algunas personas padecen una breve afección parecida a la gripe acompañada de fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos, erupción cutánea o tos. Puede permanecer perfectamente sano y apto para trabajar durante muchos años a pesar de estar infectado. En aproximadamente el 50% de las personas infectadas, transcurren más de 10 años entre el momento de la infección y la aparición de infecciones oportunistas que caracterizan al sida. Esta es una de las razones por las que es tan importante someterse a la prueba ya que cuanto más pronto comiencen la asistencia y el tratamiento , apropiados, mejor será para usted.

Probablemente las parejas sufrirán las consecuencias de la infección por el VIH y las enfermedades asociadas tanto como la persona infectada, aunque indirectamente.

La terapia antirretrovírica de combinación ha conseguido retrasar la aparición del sida y prolongar la esperanza de vida. La calidad de vida también puede mejorarse con el uso preventivo y terapéutico de medicamentos que combaten las infecciones oportunistas comunes y otras enfermedades a las que las personas infectadas son vulnerables como, por ejemplo, la tuberculosis. La detección de la tuberculosis activa también es importante para las familias con algún miembro VIH-positivo.

El efecto en sus relaciones personales

Probablemente las parejas sufrirán las consecuencias de la infección por el VIH y las enfermedades asociadas tanto como la persona infectada, aunque indirectamente. Esto es así incluso si las parejas saben que no están infectadas por el VIH. Es probable que sus vidas experimenten el mismo tipo de presiones y conmociones y pueden tener los mismos sentimientos de incertidumbre, duelo, pérdida y rabia.

La comunicación entre los dos miembros de la pareja y entre las parejas y los asesores profesionales es fundamental para fomentar la comprensión de los ajustes que se requerirán. Por ejemplo, se necesitarán realizar ajustes en la conducta sexual para frenar la propagación de la infección.

Más información

(Nota: los enlaces se abrirán en una nueva ventana.)

  • Revista POZ (en Inglés)
    Por medio del trabajo de fotógrafos, escritores, diseñadores y médicos, la revista POZ muestra la epidemia del VIH en todo el mundo. Su lema es Salud, Esperanza y VIH (Health, Hope and HIV). En la web también podrás consultar POZ Latino y muchos otros recursos de atención sanitaria.
  • Vivir con el VIH/sida (en Inglés)
    Una guía en línea publicada por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos.
Páginas en esta sección